7 ene. 2017

Cinco religiones minoritarias cuentan con 49 lugares de culto en la provincia de Cáceres

CÁCERES,07/01/2017,elperiodicoextremadura.com,J. IGNACIO MARTÍNEZ


Musulmanes extremeños rezan en una mezquita durante el Ramadán. - JAVIER PULPO


Evangelistas, musulmanes, cristianos testigos de Jehová, budistas y mormones, con sitio en Cáceres. El Observatorio del Pluralismo religioso no recoge ninguna sinagoga ni tampoco iglesias ortodoxas

Son confesiones tradicionalemente consideradas minoritarias en España, aunque cada vez rehúyen más de esta condición. La provincia cacereña alberga hasta 49 lugares de culto para que los seguidores de cinco de estas religiones cultiven sus creencias sin renunciar a un sitio digno para ello. Las iglesias evangélicas copan la primera posición, con 23 en total. Las mezquitas musulmanas, con 13, y los salones de los Testigos Cristianos de Jehová, con 10, completan el podio. Budistas y mormones tan solo poseen un templo cada uno. Son los datos del pasado junio del Observatorio del Pluralismo Religioso en España, dependiente del Ministerio de Justicia, que también incluye en su análisis nacional a judíos y ortodoxos aunque, en territorio cacereño, no hay ni sinagogas para los primeros ni iglesias para los segundos.

La comunidad islámica ocupa la segunda posición en cuanto a número de lugares de culto en la provincia se refiere, con 13 mezquitas en total. La capital cacereña la tiene desde el 2009 y se encuentra situado en la calle Caleros. El marroquí Said Aboufaris, responsable de la comunidad islámica en Cáceres, donde vive desde hace 24 años, analiza la evolución del colectivo musulmán. «Antes, en 2009, había muchas más familias, pero con la crisis algunas se han ido. Unas a otros lugares de España, otras a países extranjeros. Ahora mismos no somos tantos. El viernes, nuestro día más importante, nos solemos reunir en torno a cincuenta personas», cuenta.

Said opina que la comunidad musulmuna se encuentra «bien integrada» y plasma su convencimiento con un ejemplo. «Hay una nueva generación, una generación joven, de entre 15 y 20 años, que son españoles. Son los hijos o nietos de inmigrantes que han nacido aquí, en España, pero que no han abandonado su religión», afirma. La mayoría de seguidores del Islam en territorio cacereño proceden de Marruecos, como Said, o de otros lugares del continente africano.

Lejos de actuales estereotipos sociales, alimentados por diferentes frentes, Said describe la fe musulmana. «Con todo lo que está pasando... El terrorismo no nos representa. El Islam es convivencia. El Corán dice que si matas a una persona, es como si hubieras matado a toda la humanidad». Además, y debido a la cruenta guerra Siria, el colectivo musulmán se encuentra en estrecha relación con algunos refugiados, seguidores de la misma religión. «No hay muchos, pero no hay ningún problema con ellos. Al revés. Esa gente se juega la vida. Han dejado su casa y sus trabajos y, para ellos, la mezquita es como su refugio», finaliza.

articulo completo :

No hay comentarios: